PÁGINAS

jueves, 19 de mayo de 2016

YO MUJER: Baja la velocidad y disfruta la vida

Baja la velocidad y disfruta la vida

En Venezuela tenemos un refrán que dice “No por mucho madrugar, amanece más temprano”, en palabras muy sencillas encierra un mensaje lleno de sabiduría.
En nuestra cotidianidad, muchas veces vivimos estresadas, corriendo de un lado para el otro haciendo sin parar una gran cantidad de actividades para llenar nuestros días y supuestamente cumplir a cabalidad nuestras responsabilidades.  

Absortas en ésa rutina terrible que nos consume día tras día, dejamos  muy poco o quizá ningún espacio para el disfrute y por el contrario ocupamos todo nuestro tiempo en cosas que “debemos hacer”. Luchamos constantemente, anhelando siempre ganarle la batalla al tiempo y argumentamos que nunca tenemos lo suficiente para hacer todo cuanto queremos.
Todo este acelerado escenario nos conduce a estados permanentes de ansiedad, donde la lucha más importante es que todo se haga y llegue en tiempo récord y si es antes mejor. Esta ansiedad se vuelve una forma de vida y por eso muchas veces sufrimos de insomnio y hasta nos enfermamos por nuestra imperiosa necesidad de control.
Si sientes que estos párrafos describen tu forma de vida te invito hoy a bajar la velocidad para darte el espacio y tiempo que se requieren para disfrutar la vida, que es un regalo maravilloso y que lamentablemente nos perdemos por ese afán de ir corriendo tras todo lo que deseamos, no es necesario perseguir nada, podemos atraer a nuestra experiencia todo lo que queramos, sólo hay que aprender a hacerlo. 
Así que ríe, baila, salta, viaja, pasea, consigue tiempo para realizar actividades que te gusten y te apasionen y si en algún momento te provoca llorar, hazlo por un instante y luego sales de allí. Comprométete con tu bienestar porque nadie puede hacerlo por ti. Verás como tu salud física, mental y espiritual se ven altamente beneficiadas.
Nuestra experiencia de vida hoy es única e irrepetible, un día que pasa no se repite nunca más, por eso debemos aprovecharlo todo y no desperdiciar nada,  todo lo contrario podemos agradecer todas las bendiciones que están hoy presentes en nuestra existencia y la hacen más fácil. Las dificultades también se presentan siempre y nos pueden dejar algo positivo si lo permitimos, recuerda que en todo momento tenemos la posibilidad de elegir cómo nos vamos a relacionar con el evento que nos ocurre, por muy difícil y duro que sea, si lo decides puede impulsarte a un nuevo nivel o quedarte atrás devastada y fracasada; tú eliges.
Así que hoy la recomendación es sencilla, baja la velocidad y tómate el tiempo para valorar y reconocer todo lo que está bien en tu vida, activa tu sentido de aprecio, dale a todo y a todos su justo valor  y verás como todo comienza a re-acomodarse. Cuando tú cambias tu mundo también cambia. Recuerda que eres la escritora y la protagonista de tu nueva historia, ésa que sí deseas.     
Con todo mi amor,

Ana María Valera
 Email: anamariavalera@gmail.com              
Twitter: @anavalerafeliz
Instagram: @anavalera.feliz
Facebook: AnavaleraFeliz

1 comentario:

  1. Es dificil cambiar el ritmo de vida.. Aunq no te falta razón.

    ResponderEliminar